Protege tu patrimonio con Pont Grup

Si eres uno de esos conductores apasionados, seguramente pensarás que tu moto es un tesoro, y claro que lo es. Estos vehículos de dos ruedas son un valioso patrimonio, tanto en el ámbito económico como en el sentimental. Manejarlas, sin duda, genera una particular sensación de libertad.

Publicidad / Advertisement

Sin embargo, conducir una moto también representa un gran riesgo. Y es que, según diversos estudios –tanto de entes gubernamentales como independientes-, estos vehículos de dos ruedas se ven involucrados en un alto índice de los accidentes que ocurren a lo largo y ancho de España, un país en el que su uso pareciera estar cada día más de moda.

En Latinoamérica, por ejemplo, las motos son mucho más propensas a los robos que los automóviles de cuatro ruedas. Los hurtos de partes, como la batería y los cauchos, son sumamente frecuentes en ciudades con altos índices delictivos, como Ciudad de México (México), Caracas (Venezuela) y San Pedro Sula (Honduras).

No dejes de asegurar

Ante este panorama de peligro que, irremediablemente, arropa a las motos, la mejor opción es que, año tras año, la asegures. De esa forma protegerán la inversión que hiciste al adquirirla, independientemente de los accidentes que puedan ocurrir.

En Pont Grup, por ejemplo, puedes encontrar una gran diversidad de planes. Simplemente, escoge la póliza que más se adapte a tus necesidades, que pueden variar dependiendo del tipo de moto que tengas.

Por ejemplo, las motos de alto cilindraje suelen ser utilizadas para desplazarse entre ciudades. Por ello, en estos casos poseer un plan asistencial en carreteras, como el envío de grúas, es realmente indispensable.

Para las motos de paseo, sean 125 o 150 CC los planes por vandalismo (extracción de una determinada parte del vehículo, como la batería) es muy importante, sobre todo si la conduces en una ciudad que sufre de un alto índice delictivo.

Pólizas a todo riesgo

Aunque son las más costosas, para un vehículo tan propenso a robos y accidentes como la moto es ideal poseer una póliza de todo riesgo. Independientemente de lo que suceda, tu patrimonio estará protegido.

Cuando contratas este tipo de seguros, debes acordar previamente un monto de indemnización en caso de pérdida total, el cual hará variar el precio total de la póliza anual. Claro está, si colocas una cifra incoherente y muy inflada, terminarán pagando mucho por el seguro.

Es importante que el monto que fijes, además de cubrir el precio real de tu moto en el mercado actual, tenga un breve margen superior que le permita resistir los embates de las diferentes distorsiones económicas, como la inflación y la devaluación de una determinada moneda.

Además de todo lo mencionado, estos seguros ofrecen asesoramiento y representación en caso de multas y otros problemas que te puedas meter por accidente o, incluso, falta de prudencia. Por supuesto, este tipo de contratiempos deben evitarse, ya que de comprobarse tu culpabilidad deberás desembolsar altas cantidades de dinero para poder volver a conducir tu querido vehículo de dos ruedas, el cual puedes proteger con Pont Grup y sus múltiples planes.

Leave a Reply